fbpx

Tema de la semana

Publicidad

  • 20.505

QUIEN DIJO QUE NO SE PODÍA

Dra. Laura Suárez

Es claro que un mundo cambiante y acelerado exige a cada uno de nosotros la capacidad de adaptación en los diferentes aspectos, pero lo que nunca pensamos fue que una experiencia como la que estamos atravesando (vivir una pandemia), nos tocara ser protagonistas; y es así como a todos de una u otra forma nos ha tocado, es más nos ha exigido y ha hecho surgir toda nuestra creatividad.  Sin duda, con días frustrantes  en donde se siente que ya se dio todo pero también con días en donde se valora y agradece por la oportunidad del cada día.

Es así como Integridad Laboral IPS, una empresa Casanareña de casi 7 años de existencia reconvierte su modelo de atención para poder funcionar; y de prestar servicios de medicina laboral, ortopedia, fisiatría, terapia física, terapia ocupacional, psicología y otras, en las cuales brinda atención de cara al paciente y en contacto con ellos; decide que por seguridad de ellos mismos, de la familia Integridad Laboral y demás comunidad, prestará sus servicios bajo la modalidad VIRTUAL… Pero cómo?  Virtual?… Nos lo preguntamos muchas veces;  es entonces como encaminamos un nuevo modelo en el que el paciente se sintiera atendido, orientado, pero lo más importante seguro. De esta manera transcurrió el primer mes, poco fácil para todos, estábamos aprendiendo, pero con el día a día, con cada video llamada realizada, reajustes en los procesos, cambios de planes, finalmente aprendimos!  Y ahora no solo nos llaman para prestar servicios en Casanare, ahora con orgullo y responsabilidad atendemos otras ciudades de Colombia, aprendimos a llegar a donde nos necesitan, a dar una palabra de aliento y a decir “hay que seguir adelante”.

Rehabilitación Online

Pero volviendo atrás y lo más importante de toda esta experiencia, era que antes de prestar un servicio bajo la modalidad virtual especialmente de terapia física, la primera persona que debía estar segura y convencida era sin duda yo misma, que mis conocimientos y mi experticia iban a garantizar los objetivos propuestos en el proceso de rehabilitación, que mi entusiasmo y creatividad serían lo suficientemente necesarios para motivar a mi paciente, y que los únicos recursos eran los palitos, limones, la pelota del niño, objetos de la casa, utensilios de la cocina, el balde con agua caliente…  pero, porque dudarlo? Acaso las profesiones no nacieron de nuestros antepasados? o lo que llamamos empíricos y la cual pulimos a través de nuestros estudios e investigaciones, y ahora, como no hacerlo gracias a que contamos con las bondades de la tecnología y podemos  llegar directamente a sus hogares, a sus trabajos y lograr un impacto positivo en sus estilos de vida, reestructurando salas, acondicionando gimnasios caseros,  creando materiales terapéuticos para cada caso e involucrando a la familia en su proceso de rehabilitación.

 

Con lo anterior y mi experiencia, puedo concluir que los proyectos inicialmente tienen cara de arrogante y que su cumplimiento es solo a base de motivación y esfuerzo, sumado a la gran satisfacción de esta experiencia es el ver que cada vez hay más familias integradas en la recuperación de los suyos y pacientes reintegrados en sus diferentes roles.

 

 

Dra. Laura Suárez Rey

Fisioterapeuta   Esp. Gerencia en Salud Pública

Master en Prevención de Riesgos Laborales

Representante Legal de INTEGRIDAD LABORAL IPS

Tema de la semana

Publicidad

  • 20.505

Publicidad

  • QUIEN DIJO QUE NO SE PODÍA
  • QUIEN DIJO QUE NO SE PODÍA
  • QUIEN DIJO QUE NO SE PODÍA
  • QUIEN DIJO QUE NO SE PODÍA

Publicidad

Suscríbete a nuestros contenidos

¿Preguntas? Chateemos